Poste y Gool

Atlas Campeón

Toda Guadalajara sonríe. Atlas es el nuevo campeón del Apertura Mexicano 2021 tras vencer en la tanda de penaltis a un León que llevaba la ventaja del partido de ida.

Honor de los ‘zorros’ a todos los caídos que lo intentaron con anterioridad. Y es que con esta victoria, se rompe una maldición que duraba nada más y nada menos que 70 años.

Desde el minuto uno, el conjunto dirigido por Diego Cocca salió al terreno de juego con la mentalidad de darle la vuelta a la eliminatoria. En los primeros compases del duelo, Quiñones tuvo el primero en sus botas cuando todavía no habían terminado de sentarse los espectadores.

Con un Estadio Jalisco que lució espectacular, Atlas se creció y se lanzó a por la victoria. Sin embargo, la falta de efectividad se hizo evidente ante Cota, que salvó a su equipo en varias ocasiones.

Poco a poco, León comenzó a salir de su cueva y a pisar más el área rival. A pesar de eso, otra vez Quiñones fue el que tuvo la más clara en lo que había transcurrido de partido. El delantero colombiano estrelló en el palo un balón que toda Guadalajara vio dentro.

La primera mitad concluyó con el empate a cero en el marcador y con la clara sensación de que Atlas mereció irse a vestuarios por delante.

Aun así, la segunda parte no puedo comenzar mejor para los de Cocca. En el 55′, Rocha cabeceó un disparo mordido de Márquez y puso el 1-0 con la incertidumbre de saber si estaba en posición legal o no. El colegiado escuchó al VAR y este dio la validez definitiva.

Este tanto sentó como un jarro de agua fría a León, que vio como le igualaron la eliminatoria sin que ellos pudiesen hacer nada para evitarlo. Los de Ariel Holan se volcaron en ataque y Camilo Vargas, que fue muy criticado por sus fallos en la ida, se vistió de héroe.

El reloj siguió avanzando y ‘La Fiera’ no consiguió el empate. Además, Atlas tuvo el 2-0 con varias ocasiones manifiestas de gol, pero que, desafortunadamente para sus intereses, no entraron entre los tres palos.

El tiempo extra ya se atisbó en el horizonte, aunque hubo tiempo para que Cota sacase a relucir una extraordinaria estirada a tiro de Zaldívar. Pero si algo fue extraordinario fue el error del ‘6’, que con el meta rival totalmente vencido y con todo a favor, mandó la pelota desviada.

La prórroga dejó muy poco fútbol, ya que el cansancio comenzó a hacer mella sobre las piernas de los futbolistas de ambos conjuntos. Además, León se vio con un jugador menos tras la inocente expulsión de Gigliotti por doble amarilla.

La suerte estaba echada y el campeón se decidió desde los once metros. Tras cuatro lanzamientos, Luis Montes erró el quinto y definitivo y toda la responsabilidad de la victoria quedó sobre las botas de Furch. Este no se puso nervioso y llevó la locura al Jalisco, que volvió a sonreír tras ver como su equipo se alzó con el título tras 70 años en blanco y con todo el viento en contra. Una nueva lección de lo bonito que es este deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P