Poste y Gool

México Golea Y Avanza

Las semifinales de los Juegos Olímpicos pintan ‘chingonas’. Que tiemble Brasil, porque México llega con fuerza al final del campeonato en Tokio, y ante Corea del Sur ya ha demostrado que tiene artillería para derribar cualquier horizonte.

En el Nissan Stadium se pudo ver este sábado el mejor partido de los Juegos. Nueve goles, a cada cual más bello y a un ritmo que, hasta el tramo final, provocó que México nunca bajara el listón de intensidad sobre el terreno de juego.

Y es que el partido engañó por completo. Lo que parecía durante los diez primeros minutos que iba a ser un duelo tranquilo que se decidiría por detalles fue completamente lo contrario: muchas fisuras, pocos argumentos defensivos y un festival en ataque.

Minuto 13 y México ya se puso por delante con el primer testarazo de Henry Martín en una magnífica asistencia de Luis Romo, uno de los hombres del choque. La respuesta de Corea del Sur, sin embargo, fue rápida y demoledora, con un disparo sensacional de Dong-Jun Lee, imparable para Ochoa.

A la media hora, Vega asistió esta vez a Romo para que decantara con una buena volea el marcador a favor de los de Jaime Lozano, que salieron sin el bético Diego Lainez y que cada balón que tocaban en zona de tres cuartos de campo era magia.

Pasaron pocos instantes hasta que Martín fue objeto de penalti en el área, un empujón tonto que encarriló la victoria de México. Córdova asumió la responsabilidad desde los once metros, cogió poca carrerilla y engañó a Bum-Keun Song. 1-3 al descanso, pero ni mucho menos estaba acabada la cita en Tokio.

Al mismo tiempo, Brasil eliminaba a Egipto por la mínima y se confirmaba como primer rival de esta semifinal. Por el otro lado del cuadro, España se las verá con la Japón de Kubo, que eliminó a Nueva Zelanda en la tanda de penaltis.

Corea del Sur no había dicho su última palabra. De nuevo, Dong-Kyeong Lee anotó para recortar distancias merced a un misil espectacular en pleno festival de goles, pero la alegría duró poco por el buen cabezazo de Henry Martín, el ‘9’ referencia de esta México, con Córdova como mago en la medular y asistente para el 2-4 con un buen centro a balón parado solo dos minutos después del tanto coreano.

Con el 2-4, México se relajó y empezó a controlar de verdad el partido para evitar una revolución. En el 63′ llegó el quinto de Córdova, que se sacó un zurdazo-bomba desde la frontal para colarlo por la misma escuadra previo toque en el larguero. Sencillamente espectacular.

Lainez salió y dio una asistencia ‘maradoniana’ para el sexto de Eduardo Aguirre. Todo el mundo se apuntó a la fiesta, incluso Ui-Jo Hwang, que hizo el 3-6 definitivo en un saque de esquina. México está en semifinales y se enfrentará a Brasil, que ya puede ir preparando un choque que se presenta muy ‘chingón’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P