Poste y Gool

Atlético de Madrid Cerca De Ser Campeón

La reacción de Simeone con el pitido final es el mejor ejemplo de lo que todo atlético hizo en ese momento. El Cholo salió corriendo al túnel de vestuarios con rabia y alivio a partes iguales tras la victoria más importante de la temporada. El Atlético cumplió, está más cerca… pero cuánto sufrimiento frente a una Real guerrillera en el Metropolitano.

Pero, al margen de esos últimos minutos, el partido del Atlético rozó el sobresaliente. Desde el comienzo, los rojiblancos marcaron el camino hacia el triunfo con un Luis Suárez excelso y Marcos Llorente en su versión más pluscuamperfecta. Remiro emergió para salvar los muebles de la Real Sociedad en unos minutos iniciales de acoso y derribo.

El portero ‘txuri-urdin’ llegó a detener un mano a mano a Llorente. Sin embargo, Carrasco no perdonaría en el minuto 16, cuando cazó un balón colgado al área para batir a Remiro con un toque de puntera algo forzado. La puesta en escena de los de Imanol fue decepcionante, sin la posesión y especialmente débiles en defensa.

Imagen solvente, de líder

Tras el pinchazo del Real Madrid frente al Sevilla, el Atlético, que se llevó buenas sensaciones del Camp Nou pese al empate, sabía que esta primera final había que sacarla adelante de cualquier manera. Y trabajo no faltó, con una presión asfixiante en campo rival y un juego de ataque bastante vertical en zona de tres cuartos.

A la Real Sociedad le hizo falta un toque de atención para despertar, y bien que lo hizo con una ocasión clara para Barrenetxea en el corazón del área. Oblak participó poco, pero cuando lo hizo fue determinante. En el 28′, sin embargo, llegó el segundo mazazo para la moral donostiarra, obra del argentino Correa, siempre eléctrico aunque desacertado.

Suárez encontró al ‘diablo’ solo en su camino hacia el gol y este hizo el 2-0 con un disparo cruzado. El Atlético estaba en su salsa y la mejor noticia era que en ningún momento del primer tiempo dejó levantarse de la lona a la Real Sociedad, algo que no permitiría en el segundo, donde sufrió más de la cuenta.

El Atlético sufre, gana y es más líder de Primera

A partir de entonces, la Real dio un paso adelante y empezó a hilvanar un poco más en ataque, el juego que más le gusta a Imanol. Sin Silva ni Merino, Oyarzabal conectó con Isak en el 31′ para obligar a Oblak a hacer una estirada monumenal al esloveno. Al descanso, los rojiblancos mantuvieron su ventaja en el marcador, pero quedaba un mundo…

Llegaba bien el Atlético por las bandas, incluida por la izquierda, donde Carrasco hizo de carrilero y con buena nota. Por momentos, en la segunda parte, el encuentro parecía finiquitado, pero no fue así. La Real Sociedad no dijo su última palabra, y eso que en el descanso Imanol tuvo que sustituir a Isak por problemas físicos.

Con el paso de los minutos, y los errores clamorosos del Atlético en ataque, el conjunto vasco fue creciendo y comenzó a avisar con balones colgados a la olla de Oblak. En el 68′ se pidió penalti por una posible mano de Llorente que no existió y la entrada de Joao Félix en el 73′ apenas tuvo influencia sobre el juego. Tampoco la de Kondogbia, cuya suplencia volvió a sorprender.

Error de Simeone y susto monumental

En el último cuarto de hora cambió todo. Portu avisó en el 80′ de lo que se venía con un disparo a la madera y, a continuación, Luis Suárez se marchó cabreado. Simeone echó al equipo atrás con la entrada al campo de Renan Lodi por el delantero uruguayo y Zubeldia, en el 83′, metió el miedo en el cuerpo de los ‘colchoneros’.

Recortó distancias en un saque de esquina la Real Sociedad, que se metió de lleno en el partido. El susto se introdujo en el cuerpo del Atlético de Madrid, que defendió con todo el marcador en los últimos minutos. Despejó absolutamente cada balón el cuadro de Simeone, que pegó el alarido más grande de la temporada con el final. 2-1 y la Liga, a un paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P