Poste y Gool

Koeman Deja De Ser Técnico Del Barcelona

Era un secreto a voces. Una crónica de una muerte anunciada. Una relación rota, sin posibilidad de reparo. Ronald Koeman asumió la temporada pasada el cargo de primer entrenador del Barcelona, pero su periplo en el banquillo azulgrana finalizó este miércoles, cuando el club comunicó su despido.

Después de perder el ‘Clásico’ ante el Real Madrid en el Camp Nou, los ‘culés’ visitaron Vallecas con la idea de recuperar sensaciones perdidas, pero también cayeron derrotados por la mínima. Esto fue la guillotina, metafóricamente hablando, del que fuera el héroe del Barça en su primera Copa de Europa de la historia.

El curso ya empezó con curvas para el neerlandés. Con una planificación de fichajes centrada en incorporar a jugadores a coste cero, Memphis, Eric García y Kun Agüero, y la salida de Leo Messi, el míster sabía que le esperaba una campaña con dificultades, pero con la esperanza de poder reflotar un barco tocado y, casi, hundido.

Su primer curso a los mandos ya estuvo envuelto en críticas. En Champions no se llegó a lo exigido tras caer eliminado en octavos frente al Paris Saint-Germain. La Liga se disputó e incluso hubo alguna posibilidad de que el Barcelona se pusiera líder a falta de pocas jornadas, pero el Atlético de Madrid se coronó campeón y repitió la gesta de 2014.

La única buena noticia, en clave títulos, fue la consecución de la Copa del Rey, que se consiguió ante el Athletic Club de Bilbao. Un trofeo menor, pero que en un año de ‘transición’ fue agua bendita en la Ciudad Condal. Un oasis en un desierto de realidad que apareció en la 21-22.

Aunque su trayectoria en el banquillo terminó esta temporada, esta no empezó con mal pie. En la primera jornada ante la Real Sociedad, choque que venció el Barça por 4-2, el equipo dio síntomas de mejoría en cuanto a su juego. Se echaba en falta a Leo Messi, pero el esfuerzo de los jugadores en labores defensivas, añadido a un inconmensurable Depay, contrarrestaba la falta del argentino.

Pero fue un simple amago. En Champions el Barça volvió a ser humillado, tanto contra el Bayern de Múnich como contra el Benfica. Además, no fue capaz de ganar a equipos como el Cádiz o el Granada y cayó derrotado contra el Atlético y el Real Madrid. Demasiados varapalos para un equipo que pretende ser rey en Europa.

Y hasta ahí llegó. Vallecas fue su tumba y el Rayo, su verdugo. El neerlandés abandonó su lugar como seleccionador de Países Bajos para darle el lugar que se merece al equipo de su corazón. No lo consiguió, pero también ha dejado grandes noticias durante su periplo.

Koeman apostó fuerte por los jóvenes canteranos. Gente como Mingueza, Gavi o Nico González han tenido su lugar en el primer equipo gracias al entrenador, que no dudó desde el primer minuto en darle galones a un Pedri que deslumbró al Viejo Continente con el Barça y con la Selección Española. No hay que olvidarse de Ilaix Moriba, un centrocampista llamado a ser primordial en la plantilla a corto plazo, pero el futbolista decidió poner rumbo a Alemania para fichar por el RB Leipzig.

Actualmente, el banquillo ‘culé’ está huérfano, pero no son pocos los nombres que suenan para cubrir ese vacío. El primero y principal es el de Xavi Hernández. Su figura en el Camp Nou es legendaria y su vuelta como entrenador sería la mayor de las alegrías para la afición. Marcelo Gallardo es otro de los candidatos. El de River Plate ha creado una máquina casi indestructible en Argentina y su capacidad para generar un proyecto gusta en ‘Can Barça’.

Con fuerza también se supo que Sergi Barjuan podría subir del filial al primer equipo para tomar los mandos para mantener la línea de La Masia; o que aterrizase un Antonio Conte que pondría firme a todos y cada uno de los jugadores del plantel, sin importar su estatus o cartel de ‘crack’. Andrea Pirlo, pese a su mal curso como técnico de la Juventus, es la debilidad de Joan Laporta y el italiano también tiene papeletas para ocupar el puesto que ha dejado Ronald Koeman.

Comenzará el baile de nombres habitual cuando un entrenador es despedido y habrá que ver cómo lo soluciona un Barcelona con serios problemas económicos. Ronald Koeman fue el héroe sin capa como futbolista en 1992, pero en 2021, al otro lado del césped, ha tenido que salir por la puerta de atrás después de jugársela todo a una carta. Se arriesgó y perdió, pero siempre luchó por los colores del Fútbol Club Barcelona, entidad que se ganó un nombre en Europa gracias al golazo del neerlandés frente a la Sampdoria que es historia viva del balompié.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P