Poste y Gool

Brasil Golea A Venezuela

Brasil hizo los deberes y no dio opción a una Selección de Venezuela que bastante hizo con no ser goleada, con todo lo que le está pasando. La ‘Vinotinto’ aguantó el tipo, pero Brasil es mucho equipo.

La ‘Canarinha’ es siempre candidata al título. Es inevitable. Y si enfrente tiene un rival que juega a no perder por goleada, los de Tite se garantizan medio triunfo con el pitido inicial.

El encuentro fue un monólogo de principio a fin de BrasilVenezuela apenas disfrutó de unos pocos minutos de lucidez, y cayó ante la anfitriona. Perdió, pero no fue goleada ni dio una mala imagen.

Era su objetivo. La derrota era el resultado lógico, lo suyo era no perder por muchos golesPeseiro jugó pensando en la clasificación final, sabedor de que el golaveraje puede ser fundamental.

Brasil merodeó el gol desde el primer minuto, pero los de Tite no jugaban con ganas. Lo hacían para cubrir el expediente y poco más. Aún así, Brasil vivía en las inmediaciones del área de Graterol.

Brasil encontró por sus bandas auténticas autopistas, pero el último pase es lo que se le resistía. Venezuela estaba muy bien plantada y no concedía una cuando la jugada llegaba a su área.

Así, el primer gol llegó a balón parado. En uno de los muchos saques de esquina botados por NeymarRicharlison la peinó en el primer palo y Marquinhos, en boca de gol, se encontró con un balón que remató como buenamente pudo para hacer el 1-0.

A ese gol estuvo a punto de seguirle el segundo, pero Richarlison estaba adelantado cuando recibió el pase. Con ese resultado tan corto se llegó al descanso, y la segunda parte continuó por los mismos derroteros.

Venezuela seguía jugando a no ser goleada, y cuando parecía estar disfrutando de uno de sus pocos minutos de brillantez, el penalti de Cumana que Neymar, con uno de sus tediosos lanzamientos, convirtió a la perfección.

Aquello terminó de matar la poca tensión que había sobre el césped del Garrincha deBrasiliaBrasil se relajó, cedió la iniciativa a Venezuela la ‘Vinotinto’ demostró que lo suyo no era jugar con el balón.

No aprovechó Venezuela la relajación de su rival, pero cumplió con su objetivo: perdió pero no fue goleada por Brasil. Y eso que tuvo tiempo de encajar un tercer gol, de Gabigol con el pecho, a pase de Neymar.

Brasil sonríe tras este triunfo, fácil. Y Venezuela ya piensa en el próximo duelo, después de dar la talla con un equipo hecho a base de retales por culpa del coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P